lunes, 21 de julio de 2014

¿Cómo se añaden subtítulos a una película?

http://francescaura.blogspot.com.es/p/blog-page_16.html
 
Imaginemos una situación muy propia de un profesor de idioma: quieres trabajar una película en clase, pero sólo dispones de la versión original y no tiene subtítulos. ¿Qué puedes hacer para ponerlos?

Eso vamos a tratar aquí. Te explicamos una forma de poder ver tu película en clase, con los subtítulos que tú quieras.


Añadir subtítulos a una película que no los tiene es algo bastante sencillo hoy día. En realidad, hay muchas formas de conseguirlo. La que te vamos a explicar aquí es bastante simple y totalmente gratuita.


1. ¿Qué necesitas para empezar?



  • Lo necesario para ver una película en clase: ordenador, cañón y pantalla. No es necesaria la conexión a Internet.
  • El programa VLC, que permite combinar una película en formato avi con unos subtítulos en formato srt. Si no lo tienes, aquí puedes descargar la última versión.
  • Una película en formato avi.
  • Unos subtítulos en formato srt. Hay otros tipos de archivo que te pueden servir, pero aquí vamos a centrarnos en el manejo del formato srt.


2. Tienes la película (evidentemente) pero no tienes los subtítulos. ¿Cómo se consiguen?



Básicamente, hay dos maneras:

  • Buscarlos en Internet.
  • Crearlos.

En realidad, el procedimiento ideal combina los dos anteriores: buscar subtítulos y adaptarlos a lo que quieres exactamente. Pero vayamos por parte.


3. ¿Cómo se buscan subtítulos en Internet?



Pues de la forma más tradicional: escribe lo que buscas en Google. Vamos a tomar un ejemplo concreto. Imagina que buscas subtítulos para la película “Bienvenidos al norte”. Escribe subtitulos bienvenidos al norte srt. Tendrás resultados inmediatos y bastante fiables, tal y como puedes ver en la imagen siguiente.






Si prefieres, puedes buscar directamente los subtítulos en webs especializadas, como subtitleseeker, opensubtitles o subdivx.

En cualquier caso, ten cuidado con lo que te descargas. Todas esas páginas son totalmente gratuitas, pero suelen estar cargadas de enlaces publicitarios. Recuerda que lo que buscas es un archivo con la extensión srt, propia de los subtítulos. No aceptes nada que tenga la extensión exe, ni que te pida que descargues algún programa, ni des números de móviles, ni cuentas bancarias… en definitiva, ten las mismas precauciones que hay que tener siempre con eso de Internet.


4. ¿Cómo se crean unos subtítulos directamente?



El proceso de creación es sencillo, pero muy largo. Lo único que necesitas es un editor de texto simple (como el bloc de notas que viene con Windows) y mucha paciencia, ya que tienes que ir escribiendo todo el texto acompañado de algunas indicaciones:

  • Orden de aparición.
  • Momento de aparición.
  • Momento de desaparición.
  • Texto.


Teniendo en cuenta la cantidad de intervenciones (¡Bienvenidos al Norte tiene 1594!); ya te imaginas las horas de trabajo que supone montarte tus propios subtítulos. Aquí debajo tienes un ejemplo de cómo queda el archivo de texto de subtítulos, en ese caso siguiendo con Bienvenidos al Norte.





Cuando acabas, guardas el archivo y luego cambias la extensión txt (la que por defecto pone el bloc de notas) por la extensión srt, que indicará al programa de reproducción que se trata de un archivo de subtítulos. En la imagen de abajo, fíjate en el texto y en el momento de película. El subtítulo se corresponde exactamente con la intervención 1 del ejemplo de arriba, más concretamente al segundo 21.




5. Ya tienes el archivo con los subtítulos. ¿Qué haces ahora?



Como ya te decimos más arriba, lo mejor es buscar unos subtítulos ya hechos en Internet y adaptarlos a lo que queremos. Básicamente, tendremos que revisar el archivo con dos objetivos.

Primero, debemos comprobar que los tiempos se corresponden con nuestra película en vídeo. Existen siempre varias versiones de una misma película (algunas con escenas añadidas o eliminadas, otras con unos segundos de más o de menos en el inicio…). Es importante pues que veamos si los subtítulos aparecen justo en el momento oportuno a lo largo de toda la película. Un desfase de apenas dos segundos puede arruinar el visionado, ya que el alumno va a tener dificultad para asociar las partes orales y escritas. La comprobación del tiempo se lleva a cabo haciendo “catas” a lo largo del archivo. Si al final resulta que hay errores en la sincronización, te explicamos más abajo cómo resolverlos.

Segundo, debes comprobar que el texto es correcto. Muchas veces, Los subtítulos vienen con faltas de ortografía, errores de traducción o expresiones extrañas para nuestros alumnos. Podemos editar el archivo, siempre con el bloc de notas de Windows (o equivalente) para modificar todo aquello que consideremos oportuno.


6. Ya tienes listos los subtítulos. ¿Qué toca ahora?



  • Creas una carpeta en tu ordenador donde metes el archivo de la película y el de los subtítulos (lo de ponerlos aparte en una carpeta no es obligatorio, pero simplifica su localización).
  • Pones a los dos archivos el mismo nombre. Sólo debe variar la extensión: avi para la peli, srt para los subtítulos.


 
  • Arrancas la película con el reproductor VLC. Si todo va bien, los subtítulos arrancarán con la película sin que tengas que intervenir.


7. Posible problema: los subtítulos no aparecen.



Comprueba que el archivo de subtítulos está en la misma carpeta que el archivo de la película y lleva el mismo nombre.

En cualquier caso, también se puede arrancar los subtítulos “a mano”, siguiendo los pasos siguientes.

  • Arranca la película normalmente, con el programa VLC.
  • En el menú “Subtítulo”, pincha en la opción “añadir archivos de subtítulos” (según la versión del programa que tengas, puede que esa opción se encuentre en otra parte del menú).


  

  • Buscas el archivo en la ventana que se abre.
  • Pinchas dos veces en el archivo de subtítulos. La ventana se cierra y la película continúa, ya con subtítulos.


8. Otro posible problema: los subtítulos que encontraste en Internet tienen un desfase con respecto a tu película. ¿Qué solución tiene eso?

Afortunadamente, eso también tiene fácil solución. El programa VLC tiene una opción que permite retrasar o adelantar la aparición de los subtítulos, para hacerlos coincidir con los diálogos. Sigue estos pasos.
  • Arranca la película normalmente, con el programa VLC.
  • En el menú “Herramientas”, pincha en la opción “Sincronización de pistas”.
  
  • En la nueva ventana que se abre, puedes adelantar y retrasar la aparición de los subtítulos. Pulsa “Cerrar” cuando acabes.

Resumiendo…


  • Busca en Internet un archivo srt con los subtítulos de tu película.
  • Comprueba que la sincronización es correcta.
  • Comprueba que el texto es correcto. Si es necesario, modifícalo con el bloc de notas.
  • Mete el archivo de la película y el de los subtítulos en la misma carpeta, con el mismo nombre. Sólo debe variar la extensión (avi para la peli, srt para los subtítulos).
  • Arranca la película con el programa VLC. Si tienes problema con el arranque de los subtítulos o con la sincronización, mira los puntos 7 y 8 de este minitutorial.

No hay comentarios: